Radios escolares

Radios escolares: estudiantes bonaerenses construyen a diario «una voz crítica» a la realidad. Desde la cartera educativa, detallaron que a partir del Programa de Medios Escolares más de 1.600 escuelas de distintos niveles alcanzaron algún tipo de proyecto ligado a medios, lo audiovisual, lo radiofónico o lo gráfico.

POR FLORENCIA ALAMOS

Una de las experiencias radiales es la que protagonizan chicos y chicas de la Escuela Secundaria Rodolfo Walsh
Una de las experiencias radiales es la que protagonizan chicos y chicas de la Escuela Secundaria Rodolfo Walsh.

Alumnos y alumnas de más de 1.600 escuelas bonaerenses llevan adelante proyectos ligados a la radio o a medios audiovisuales con el objetivo de formarse en comunicación y lograr construir «una voz crítica de la realidad» para el propio establecimiento y su comunidad de pertenencia.

Son 1.640 las escuelas, de todos los niveles y modalidades, ligadas a una política educativa que busca incorporar las nuevas tecnologías en la trayectoria de cada estudiante, y que fueron retomadas en 2019 -tras una etapa de interrupción- pero que tomaron envión definitivo durante la pandemia, cuando surgieron nuevas estrategias para el aprendizaje.

Una de las experiencias es la que protagonizan chicos y chicas de la Escuela Secundaria Rodolfo Walsh, del partido de La Matanza, ubicado en el oeste del conurbano, quienes producen un programa de radio que, si bien funciona dentro del colegio, tiene como objetivo, llegar a todo el distrito.

Micrófonos usados, parlantes viejos o consolas que alguien donó forman parte del estudio en el que estudiantes desde hace un año, realizan el programa de radio todos los recreos de la jornada.

«En 2015 se cortaron los programas, ahí el Estado se va, y hay vaciamiento de recursos y de esas políticas que llegaban a todos. Se retoma todo en 2019, el Estado vuelve potenciando este trabajo que veníamos haciendo», dijo a Télam el profesor Daniel Ayala, director de la Escuela N° 127, llamado, por votación unánime y democrática de los estudiantes, como el ícono del periodismo independiente.

Canciones, efemérides, anécdotas sobre las visitas que realizan con el colegio, como por ejemplo al Museo Malvinas, y reflexiones, son parte de los ejes que propone el envío radial, durante los 30 minutos que se extiende el recreo.

«Los alumnos ponen en voz lo que pasa en la comunidad, en la provincia, en el municipio y en el país. Muchos pueden sacar su voz, si alguno tiene algún problema en el proceso de aprendizaje o dificultad en la alfabetización, se evalúa y se trabaja en relación a esa otra capacidad que tienen en el formato», explicó.

Con esta herramienta, la voz de cada alumno y alumna es clave: «todo es democrático, abierto y participativo, esos son los ejes fundamentales dentro del proyecto institucional», definió Ayala.

Según el directivo, «fuimos sosteniendo este proyecto y durante la pandemia pusimos en juego la creatividad y la utilización del dispositivo», ya que «el objetivo es escuchar a nuestros pibes y que tengan una voz crítica de lo que viven».

Telam SE

Desde la cartera educativa bonaerense, detallaron que la experiencia de la Escuela Rodolfo Walsh, es similar a la de 432 escuelas secundarias con orientación en comunicación, y precisaron que son, al menos, 600 las que tienen experiencias ligadas a lo radiofónico.

Agregaron que, a partir del Programa de Medios Escolares, que coordina la Dirección bonaerense de Tecnología Educativa, escuelas de distintos niveles alcanzaron algún tipo de proyecto ligado a medios, lo audiovisual, lo radiofónico o lo gráfico.

«Hay una política enmarcada en este programa, en el que el objetivo principal es acompañar proyectos de todas las escuelas», explicó a Télam la Subsecretaria de Educación, Claudia Bracchi.

La funcionaria comentó que durante la pandemia de coronavirus crecieron estos proyectos, y que la idea es «fortalecerlos y visibilizarlos», hacer capacitaciones, y encuentros entre escuelas para intercambiar experiencias.

Una de las últimas fue «Activando Radios», una articulación del Programa de Medios Escolares (PME), en el que se incorporaron autoridades del ISER Enacom, docentes y directivos de toda la provincia y fue «un encuentro presencial muy importante», ya que, según Ayala, se «compartieron experiencias y eso también es de un gran aprendizaje para todos».

«Estamos poniendo en valor las radios que había en cada escuela, y acompañando las distintas formas de llevar adelante propuestas de radio; puede ser con equipamiento para transmitir FM con posibilidad de salir al afuera por streaming, o en otros casos en colaboración con radios locales o universitarias y otras formas de difusión», dijo Bracchi.

Apuntó que «también hay radios que surgieron en este tiempo, en el marco de la pandemia, que fueron estrategias que se buscaron y que ahora se siguen trabajando».

Sobre ese punto, Tomás Ayala, responsable del Taller de Radio de la Escuela Rodolfo Walsh, explicó que con la radio en la escuela se busca «brindar a los estudiantes una herramienta didáctica valiosa».

«La idea -agregó- es hacerlos protagonistas en el proceso de enseñanza en una escala más comunitaria, y nos centramos en contenidos periodísticos, informativos desde una perspectiva de una comunicación más alternativa».

Para el profesor, la meta es «que sean los mismos jóvenes los que informen a una sociedad lo que ocurre en ella» y destacó la experiencia ya que los estudiantes «se entusiasmaron y fueron tomando independencia y proponiendo temas».

«Creemos que los alumnos le devolvieron la voz a la escuela, y fue lo que nos permitió reencontrarnos después de la pandemia», subrayó.

Bracchi ponderó el recurso radial al considerar que, «en las secundarias los chicos encuentran en la radio algo que los desafía a ser estudiantes comprometidos y críticos con su tiempo».

«Hacer un programa de radio requiere una preparación, investigación, analizar los temas, prepararlo, producirlo, enseñanza y aprendizaje, es un recurso que motiva profundamente», aseveró.

Incluso, la subsecretaria agregó que «estudiantes que quizás por su forma de ser les cuesta expresarse, se convierten en productores, después en conductores, se abren puertas, posibilidades y horizontes».

«Parte de nuestro eje de enseñanza es que tengan los recursos para argumentar ideas, para que sean estudiantes críticos en esta sociedad», agregó.

Fuente: Télam