Alimentarnos mejor en verano

Las vacaciones y el calor hacen que la rutina en nuestra dieta cambie al cometer excesos y desequilibrios. 

Se acerca el verano y con él las altas temperaturas, por lo que es recomendable consumir alimentos frescos para evitar un golpe de calor. La alimentación en esta época del año debe ser equilibrada, debemos hidratarnos mucho, consumir frutas y verduras, controlar los excesos y estar atentos con la higiene para evitar intoxicaciones.

El inicio del verano también trae consigo una mayor participación a eventos sociales, exposición al aire libre, vacaciones escolares y muchos otros factores que tienden a modificar nuestra rutina haciéndonos proclives a ciertos descuidos relacionados a la salud intestinal.

Un intestino poco saludable puede dar lugar a condiciones como diarrea, gases, acidez y estreñimiento, es por ello que a continuación te contamos lo que necesitás saber para mantener una alimentación sana estas vacaciones.Durante el verano nuestro cuerpo agradecerá que tomemos comidas ligeras y refrescantes, dejando las comidas pesadas para el invierno (Julia Uehren)Durante el verano nuestro cuerpo agradecerá que tomemos comidas ligeras y refrescantes, dejando las comidas pesadas para el invierno (Julia Uehren)

1. Priorizá frutas y verduras de estación y de diferentes colores. Están en su punto justo de maduración, no te van a caer pesado te van a llenar de nutrientes y además las podés consumir de la manera que quieras; frescas en ensaladas, en rellenos de tartas o combinadas, por ejemplo con cereales, arroz o fideos.

2. Evitá las comidas muy calientes o muy cargadas de nutrientes críticos como grasa, sodio y azúcar. Evitá también las frituras, no es momento para hacer este tipo de comidas porque la digestión es más lenta y claramente va hacer que no te sientas tan bien.

3. Reducí el consumo de bebidas muy calientes, la cafeína y por supuesto, las bebidas alcohólicas.

4. Incluí cereales pero preferentemente integrales porque tienen mayor cantidad de nutrientes, fibra y dan saciedad por más tiempo. Son ideales para que puedas combinar con algunas verduras en algún salteado, con carne o idealmente con gran cantidad de pescado.

5. Evitá las porciones muy grandes. Es conveniente que esa misma cantidad la vayas dividiendo y haciendo varias comidas pero más pequeñas a lo largo del día.

Fuente: https://www.infobae.com/salud/2021/12/17/cinco-consejos-para-alimentarnos-mejor-en-verano/