Nueva ley de VIH

Un proyecto con amplio consenso se presentó en la Cámara de Diputados. Entre otras cosas, buscan fomentar la producción de medicamentos nacional.

Tras que fuera aprobado en comisiones y perdiera estado parlamentario con el recambio de legisladores en 2021, un nuevo proyecto de ley que busca dar una respuesta integral al VIH, hepatitis virales, tuberculosis e infecciones de transmisión sexual (ITS) fue presentado este martes por una coalición de 50 diputadas y diputados de distintos bloques políticos.

El proyecto se propone garantizar el acceso universal y gratuito a la salud, tanto en prestadores públicos como privados, para todas las personas expuestas o afectadas al VIH, las hepatitis virales, otras ITS y la tuberculosis, promover las campañas masivas de difusión, testeo y prevención de contagios, aumentar la capacitación e investigación y crear una comisión nacional interministerial e intersectorial con representantes de la sociedad civil.

Uno de los puntos clave es la creación de un régimen de jubilación especial de carácter excepcional para las personas con VIH y/o hepatitis B y/o C, y la implementación de una pensión no contributiva de carácter vitalicio y no contributivo para quienes se encuentren en situación de vulnerabilidad social. Esa será una de las medidas a mejorar las condiciones de vida de las personas con ITS con una mirada más integral.

“Es un proyecto fundamental que une a todas las fuerzas políticas y estoy convencida de que este año lo vamos a lograr”, dijo a Clarín la diputada entrerriana por el Frente de Todos Carolina Gaillard, una de las impulsoras de la iniciativa, que también lleva la firma de Myriam Bregman (Frente de Izquierda), Silvia Lospennato (PRO) y Maximiliano Ferraro (Coalición Cívica ARI).

Esta es la cuarta vez desde 2016 que se presenta el proyecto. “El año pasado habíamos logrado que lo traten las comisiones de Salud y Presupuesto y estaba preparado para el recinto, pero cambió la composición de la cámara y se nos cayó el dictamen”, recordó Gaillard."Este proyecto es un cambio de paradigma en la respuesta al VIH", aseguró la diputada Carolina Gaillard.

«Este proyecto es un cambio de paradigma en la respuesta al VIH», aseguró la diputada Carolina Gaillard.

“Este proyecto implica un cambio de paradigma en el abordaje de las respuestas que el Estado debe brindar a las personas afectadas, que no se reduce al campo biomédico, sino que involucra apoyos de asistencia social, legal, laboral, de la seguridad social, educativos, y aquellos vinculados a las relaciones de consumo y los servicios públicos”, detalló Gaillard.

Además de las respuestas en el campo específico de la salud, el proyecto entiende que las personas que padecen estas enfermedades –alrededor de 140 mil en la Argentina– “suelen sufrir discriminación estigmatización y, en ese marco, el abordaje interdisciplinario implica garantizar protección laboral y un régimen previsional específico para estas personas”.

En cuanto al sistema de jubilación especial, el texto del proyecto de ley estipula que la podrán pedir a partir de los 50 años aquellas personas que acrediten al menos 10 años desde el diagnóstico de la infección y 20 años de aportes jubilatorios.

En ese sentido, Gaillard señaló que “aunque los tratamientos antirretrovirales ayudan a pelear la enfermedad –y al volver la carga viral indetectable hacen que sea intransmisible-, también tienen efectos colaterales. La toxicidad de este tipo de fármacos hace que quienes tienen esta enfermedad tengan una menor expectativa de vida o una vejez más precoz”.

“Hoy el VIH se puede negativizar y hacerse crónico, pero no deja de ser una enfermedad que ha estado muy estigmatizada y sobre la cual hay muchos prejuicios”, apuntó la diputada y explicó que en esa línea el proyecto propone el régimen especial de pensiones no contributivas, la prohibición y sanción de que cualquier empleador pida el test de VIH en un preocupacional y la creación de una comisión trasversal que funcionará en la órbita del Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (Inadi).

Conformada por organizaciones sociales, sociedades científicas y representantes de organismos estatales, su objetivo será visibilizar, documentar, disuadir y erradicar las vulneraciones a los derechos humanos de las personas afectadas.

Medicamentos de interés público

El proyecto de ley propuesto busca actualizar y ampliar los alcances de la Ley Nacional de Sida N° 23.798, sancionada hace más de 30 años, que no contemplaba, entre otras cuestiones, a las personas que nacen con VIH y la producción nacional de medicamentos, un reclamo prioritario entre las organizaciones sociales que trabajan con ITS.Diputados nacionales presentaron un proyecto de ley de VIH, VIH, hepatitis, tuberculosis e ITS.

Diputados nacionales presentaron un proyecto de ley de VIH, VIH, hepatitis, tuberculosis e ITS.

El artículo 1 del proyecto de ley propone declarar el “interés público nacional de los medicamentos, vacunas, procedimientos y productos médicos para la prevención, diagnóstico, tratamiento y cura del VIH, las Hepatitis Virales, otras ITS y la Tuberculosis, así como también la disponibilidad de formulaciones pediátricas para VIH, Hepatitis Virales, otras ITS, y la Tuberculosis; y el acceso universal, oportuno y gratuito a los mismos”.

Asimismo, “la investigación y el desarrollo de tecnologías locales para la producción pública nacional de medicamentos e insumos que garanticen la sustentabilidad de las políticas públicas vinculadas y la defensa de la soberanía sanitaria nacional”. Una respuesta a los siempre presentes faltantes de medicación contra el VIH.

En tanto, el capítulo 3 del proyecto atiende las necesidades de las personas gestantes con VIH y los recién nacidos para garantizar el derecho a la información sanitaria, el acceso a los medicamentos, el parto respetado y la realización de los tratamientos necesarios para evitar el contagio durante el parto y/o en los primeros meses de vida.

Además de la trasmisión sexual o por contacto con la sangre, el VIH se puede contagiar al feto o al recién nacido durante el embarazo, el trabajo de parto o el parto, o por medio de la lactancia materna. Por eso, es aconsejable que tanto la persona gestante como su pareja se realicen controles durante y luego del parto.

Si la persona gestante recibe un diagnóstico positivo de VIH deben tomar medicamentos (antirretrovirales) contra el VIH durante el embarazo tanto por su propia salud como para prevenir la transmisión perinatal. Cuando nazca, deberá buscar alternativas a la lactancia materna.

En ese sentido, el artículo 13 establece que todo bebé nacido de una persona con capacidad de gestar con VIH o que haya sido diagnosticada luego del nacimiento, podrá “acceder de manera universal y gratuita a la leche de fórmula, así como al tratamiento de inhibición de la lactancia durante los primeros dieciocho (18) meses”.

Fuente: https://www.clarin.com/sociedad/nueva-ley-vih-buscan-garantizar-acceso-tratamiento-nacimiento-jubilacion-anticipada_0_bwZeCeZZvZ.html