Beneficios de exponerse a la luz natural

Influye tanto en la salud física como en la mental. Cómo optimizarla en el hogar.

De un tiempo a esta parte, pandemia mediante, mucho se viene hablando de la importancia del sistema inmune. Tanto el extendido encierro, como una inminente y acechante amenaza en la salud, hicieron que se incrementara el interés por la implementación de estrategias para fortalecerlo.

En ese contexto, los beneficios de la luz natural cobraron un especial protagonismo.

Y es que no es solo una cuestión ligada al bienestar físico: medir el impacto de la luz natural en el bienestar integral es tan sencillo como comparar nuestro estado de ánimo si nos exponemos a ella, o si no lo hacemos.

¿Qué ocurre a nivel biológico? ¿Por qué podemos sentir menos energía, abatimiento o desgano cuando pasamos muchas horas del día sin exponernos a la luz natural?La vitamina D se obtiene principalmente por la exposición al sol. Foto Shutterstock.

La vitamina D se obtiene principalmente por la exposición al sol. Foto Shutterstock.

La importancia de la luz natural

“El problema central es la carencia de vitamina D, cuyo metabolismo está directamente ligado a la exposición a la luz solar», señaló a Clarín Gustavo Corra, psiquiatra y psicoanalista de la Asociación Psicoanalítica Internacional y la Asociación Psicoanalítica Argentina en una nota sobre el desgano otoñal que aqueja a muchas personas.

De hecho, allí señala cómo el factor climático impacta directamente con variaciones en los estados de ánimo de las personas, llegando incluso en determinadas latitudes a ser diagnosticadas como trastorno afectivo estacional (TAE), propio de épocas del año con frío y poca luz como el otoño o el invierno.

También indicó el rol de esta vitamina en el correcto funcionamiento del aparato inmunológico, el metabolismo del calcio y la regulación de la presión arterial.Exponernos a la luz natural de la mañana y de la tarde ayuda a alinear el reloj interno con el entorno. Foto Shutterstock.

Exponernos a la luz natural de la mañana y de la tarde ayuda a alinear el reloj interno con el entorno. Foto Shutterstock.

En tanto, la ONG Argentina Green Building Council (AGBC), que trabaja en estrategias de sustentabilidad, presentó un reciente estudio en el que también remarca la importancia de la luz natural en la salud y el estado de ánimo.

Además del rol de la Vitamina D, destacan entre los beneficios de la luz natural:

✔ Otorga conciencia respecto del paso del tiempo, ya que el organismo está naturalmente en sintonía con los niveles y características de la luz externa. En este punto, es central para el correcto funcionamiento del reloj biológico interno, alineado con los ritmos circadianos.

Recordemos que el funcionamiento óptimo del reloj biológico –que se encuentra en un grupo de neuronas del cerebro– es fundamental para la salud porque regula y ordena la fisiología (funciones y mecanismos de los órganos y tejidos) en los momentos adecuados del día.

Y de hecho, un elemento esencial para su buen funcionamiento es la exposición a la luz solar, que le permite distinguir entre el día y la noche, lo que estructura los horarios de sueño, hábitos y los ritmos fisiológicos.

Aprovechar la luz natural ayuda al cuidado del medio ambiente. Foto Archivo

Aprovechar la luz natural ayuda al cuidado del medio ambiente. Foto Archivo

✔ Relacionado con el punto anterior, señalan que tanto el color como la intensidad de la luz inciden en la secreción de hormonas, entre ellas la melatonina y la serotonina, que regulan los ritmos circadianos y la calidad de sueño.

✔ Según indican la luz natural también tiene el potencial de incrementar la productividad, reduciendo la fatiga crónica.

✔ Reduce la irritabilidad.

Además de estos beneficios a nivel biológico, es bien sabido que la luz solar es también una fuente de iluminación natural, y por lo tanto sustentable.

Una fuente que escasea en la casas

Pero los resultados del estudio realizado por AGBC, denominado “Barómetro de Hogares Verdes y Saludables”, no son alentadores respecto de la presencia de la luz natural en las casas.

En ciudades como Buenos Aires, donde proliferan la construcción de torres en altura en detrimento de las tradicionales casas bajas, no solamente escasean los departamentos luminosos: también suelen ser más caros.

El color y la intensidad de la luz inciden en la secreción de hormonas. Foto gentileza Argentina Green Building Council (AGBC)

El color y la intensidad de la luz inciden en la secreción de hormonas. Foto gentileza Argentina Green Building Council (AGBC)

En esta línea, el estudio realizado a nivel nacional indica que sobre una muestra de 25.000 viviendas, «se pudo conocer que el 40,2% reportaron no tener ingreso o malos niveles de luz natural». En tanto, el 18,4% no tiene ingreso de luz natural de 10 a 16 horas en ambientes regularmente ocupados; y el 21,8% tiene malos niveles de luz natural a través de las ventanas.

En definitiva, más del 80% de los hogares sondeados no cuenta en sus hogares con acceso a un buen nivel de luz solar.

Qué podemos hacer para aprovechar la luz natural

Más allá de ese factor que se presenta como objetivo, pueden tomarse algunas medidas para poder maximizar la luz que entre.

Desde la ONG brindan algunos consejos:

✔Minimizar la presencia de vidrio y priorizar superficies claras: independientemente de la cantidad de luz del día, es importante que en el ambiente haya superficies suaves y opacas sobre las que la luz se pueda reflejar e iluminar. Demasiado vidrio interior o superficies oscuras harán que un espacio se perciba oscuro.

✔Prestar atención a la altura de los cielorrasos: No solo juegan un rol muy importante en la iluminación natural, sino también en la ventilación, todo lo cual puede repercutir finalmente en el bienestar de las personas.

Los cielorrasos altos y los ambientes libres de vidrios ayudan a aprovechar la luz natural. Foto gentileza AGBC.

Los cielorrasos altos y los ambientes libres de vidrios ayudan a aprovechar la luz natural. Foto gentileza AGBC.

«Si bien los cielorrasos o techos muy altos pueden impactar en el aumento de los costos de calefacción y refrigeración, éstos producen un estado de bienestar y sentimientos positivos desencadenando nuestras tendencias hacia la exploración espacial», señalan.

✔El tamaño y refuerzo de las aberturas también son importantes, porque cumplen con funciones centrales no sólo en relación al ingreso de luz, sino también a la filtración, la seguridad, la aislación termoacústica, la conexión con el exterior y la ventilación natural. 

Cómo minimizar su impacto negativo

Por el contrario, si se cuenta con una buena cantidad de luz natural en el hogar, se debe ser cauteloso con algunas cuestiones.

Por un lado, si se trata de ambientes muy vidriados, uno de los riesgos es el deslumbramiento o disconfort lumínico.La luz solar es esencial para la síntesis de vitamina D. Foto Archivo.

La luz solar es esencial para la síntesis de vitamina D. Foto Archivo.

Para estos casos sugieren elementos de protección solar exteriores (como parasoles o vegetación), a la vez que se puede contar con elementos de protección interior como las cortinas black out.

Otro problema puede ser el paso de radiación ultravioleta e infrarroja. En este sentido recomiendan filtrar los rayos UV y UVB, que tienen una longitud de onda más corta que la luz natural. El vidrio laminado de seguridad, que no presenta diferencias a la vista, reduce hasta 95% el paso de rayos ultravioletas.

Por último, sugieren evitar la pérdida de energía, ya que se calcula que el 35% se produce a través de puertas y ventanas. Elegir materiales eficientes que brindan mayor hermeticidad y aislación termoacústica, permite generar un ahorro en el consumo de energías no renovables como la electricidad y el gas.

Fuente: https://www.clarin.com/buena-vida/vitamina-d-4-beneficios-exponerse-luz-natural_0_Ib8ofEa1P2.html